Los CÓMICS ERÓTICOS que SENSUALIZARON mi infancia.
17 diciembre, 2017

¿MIEDO de perder a alguien que amas?

¿Has sentido alguna vez el miedo de perder a alguien que amas?

Una vez sentí miedo de perder a alguien que amo y todo mi cuerpo temblaba desesperadamente en sus brazos. Fue bastante de película y aunque mi mente y corazón sabían que eso no iba a suceder, mi cuerpo no podía no temblar. Estaba destruyendo en mí la idea aprendida de poseer a las personas, la idea de que quien quiero un día se puede ir. Algo que sentí de pequeña sin haber podido darle nombre.

Este miedo no tenía sentido o lógica, sobre todo sabiendo que la persona con la que estaba en sus brazos ama como nadie.  Si alguna vez sentí necesidad de poseer a alguien solo fue por miedo a creer que podía perderle. En una sociedad absurda se puede entender, pero en mi no, para mi todas las personas con las que hice relación tenían un lugar en mi vida, aunque no fuéramos novios.

Una de las cuestiones que más llamó mi atención durante el trabajo personal fue entender que no había RAZÓN LÓGICA para sentirlo aunque allí estuviera. Aunque mentalmente sabía que no “perdería” a esa persona vital para mi existencia, el sentir se hacía a mi cuerpo y no había razón que valiera. Debía pasar por el desamparo el llanto y el abrazo profundo, hasta que mi cuerpo se tranquilizara.

Algo que cada día confirmo durante mis charlas o sesiones, es que las relaciones abiertas, o polígamas, no son diferente de las relaciones “cerradas” en términos de gestión emocional, y este miedo puede estar presente, sobre todo al principio. Por mi experiencia me animo a decir que este miedo se supera como cualquier otro que he sentido, con el simple hecho de reconocerlo y vivir el estrés que pueda suponer hasta recuperar mi sentir adulto. Mi autonomía, y estar sola o no ver más a alguien no represente un drama, sino un hecho.

A medida que fui poniéndole palabras a lo que me sucedía pude entender íntegramente que  “no eres de nadie y nadie te pertenece exclusivamente”.  

Entendí además que cuando se vive realmente esta premisa no hay probabilidad de perder nada, ya que siempre estarán para ti como tu para él o ella, incluso cuando no nos veamos por un tiempo.

La exclusividad para mi es el resultado del momento que comparto con alguien, una especie de poseer sin poseer raro. Sabiendo que no soy la única princesa del harem, y que sobre todo, no lo necesito…

¿Cómo gestioné el “miedo a perder alguien”?

  1. Primero que todo lo reconocí en mi. Dejé de hacerme la que nada me importa.
  2. Comencé a observar sus fundamentos: de dónde me viene y porqué.
  3. No puedo perder a nadie, nadie me pertenece.
  4. No me hago ilusiones con las personas que conozco.
  5. Me pregunté qué significa la posesión en esta sociedad y qué significa para mi este concepto.
  6. Comencé a formar otro tipo de relaciones en donde ser honesta con todo lo que me pasa, deseo y siento con alguien. Lo que puedo dar y lo que no. Lo que espero recibir mínimo y lo que me da igual.
  7. Muchas sesiones de abrazos prolongados para llenar ese vacio emocional de niña.
  8. Comencé a ser el centro de mi universo.
  9. ETC………………………

 

SbeyondLove

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies