5 tácticas que me ayudaron a superar mis tristezas (y algún CORAZÓN ROTO)
27 diciembre, 2017
Mi teoría del AMOR en 21 frases.
8 enero, 2018

¿Cómo desmonté mi educación de PRÍNCIPE AZUL para vivir en la REALIDAD?

Ahora que se lleva ser una mujer empoderada, ¿Qué demonios hacemos las que nos educaron mirando el fuck*** DISNEY!!!!!? Sin explicarnos que eso era pura ficción sobre una forma de amar y no la única.

Bueno, no fue solo “culpa” de Disney sino de toda una sociedad que también lo deseaba y proyectaba en los demás, y con ello yo de niña en algún lugar lo respiraba. En fin lo positivo es que no hay nada de lo que no pueda re-educarme.

Yo llevo horas y horas reiteradas de la Sirenita, Aladino y la Bella y la Bestia, que se han marcado a fuego en mi esquema de deseos y esto de ser una mujer empoderada me exigió vigilar de cerca lo que yo esperaba de una persona al enamorarme. Vigilarme de cerca para no desbarrancar a la primera de cambio, y si desabarranco volver lo antes posible.

Yo creía que eso del príncipe azul a mí no me había tocado, y ahí fue cuando me dí cuenta que la figura del P.A representa diferentes papeles (expectativas) para cada mujer.

De pequeñita después de ver mis películas de Disney yo fantaseaba con el romance. Proyectaba en la princesa Jazmín mi sensualidad y mis deseos de caricias y cariño innatos. Al finalizar las películas me quedaba un sabor de boca amargo acompañado de un vacio enorme en el pecho por no tener aquello que veía en la pantalla. ¡¡¡Por qué!!! ¡¡Yo quiero también eso!! Y en esa tristeza decidí:  ¡¡¡¡Cuando sea adulta lo tendré!!!!

Recuerdo que me vestía y peinaba igual que la princesa Jazmín para jugar su vida. Me armaba un rincón con los cojines y almohadas para recostarme imaginando que tendría a un Aladino al lado a quien abrazar y con quien jugar los juegos sensuales que mi imaginación deseaba.Para colmo tenía un gato persa que representaba al tigre de la princesa Jazmín, vaya, que tenia el chiringuito bien montado.

Aquellos momentos eran una mezcla de deseos, calores y FRUSTRACIÓN. En esa frustración con la mentalidad de una niña yo estaba tomando una DECISIÓN importante: CUANDO SEA GRANDE TENDRÉ A MI ALADIN CON QUIEN JUGAR ESTOS JUEGOS SENSUALES que ahora no tengo. Esta decisión fue una ELECCIÓN que marqué a fuego con todo mi cuerpo y corazón que iba a cumplir.

Pues no había un adulto intuitivo conmigo que pudiera ver mi frustración para ayudarme a entender que eso que deseaba ¡YA LO TENÍA! Que era solo ficción y que no representaba mi única forma de amar.

El príncipe azul representaría para mi un hombre con quien tener una complicidad extrema en inteligencias con quien jugar y entendernos sensual y sexualmente en todos los niveles (Super High Expectatations dear Sofia).

Las consecuencias positivas de esta elección fue que yo SIEMPRE ELEGÍ AMAR y cuando tenía parejas o estaba con alguien íntimamente siempre me entregaba sin ton ni son. Porque esa entrega era para ir, mi disfrute, mi forma de expresarme y vivir mis príncipe azuleadas con cada uno.

… Además lo que deseaba con Aladin, no era a Aladin, era la experiencia sensual con Aladin ¿Me explico?

Mi conflicto personal llegaba cuando las consecuencias de mi entrega hacía que algunos chicos no me entendieran o me interpreten desde un punto de vista cultural como una chica ambigua o lo que viene a ser una “fácil”, nada más lejos de la realidad aunque es lo que puedo aparentar por hablar de estos temas. Este fue mi gran POLI-DRAMA en donde asumir quien soy y no lo que creo que esperan de mi.

Y aquí es donde tuve que trabajar mi dilema entre mis expectativas de sentirme o no sentirme tratada como novia o folla-conocida.  Trabajar mis deseos de pareja, etiquetas y conformarme con lo que hay y sobre todo hacerlo ¡Sencillo!

Eres “la novia perfecta pero no me casaría contigo” me dijo uno una vez, y aquí fue cuando me di cuenta que me enamoraba de chicos “más culturales o familieros” como mis hermanos, como mi padre, mis primos, en fin… No eran tan libres de la cultura como yo proyectaba que eran y la complicidad que yo deseaba de un P.A no iban a poder dármela (EXPECTATIVA 1 superada). Empecé a desmontar mi idea de P.A  para disfrutar con quien estaba el tiempo que fuera y lo que viviéramos juntos. ¡Atrás poli-dramas!

En fin tuve que re-educarme de mi educación de Príncipe azul Polígamo (Mezcla Disney+Sofia) para encontrarme con humanos no con personajes.

Entonces ¿cómo hice para superar mis expectativas de príncipe azul?

Primero que todo preguntarme ¿Qué significa un Príncipe Azul para mi?¿Qué expectativas esperaba que cumplieran?¿Qué puede darme el chico del cual me enamoro y qué No-puede darme?¿Qué puedo darle y que no puedo darle?¿Qué nos damos juntos?

Básicamente se trató de un trabajo de expectativas, y a partir de allí no perder mi PODER o AUTONOMÍA. Porque ya nací EMPODERADA no necesito empoderarme, necesito no sentir que pierdo mi poder cuando me enamoro.

  1. Aceptar la idea de príncipe azul. Si, yo también la tuve, a mi forma y con mis matices pero fue parte de mi educación. Negarla no me ayuda.
  2. No luchar con esa idea. No hacerme la superada, porque eso significa que no lo he superado realmente.
  3. Sentir cuando me nace el deseo carnal por una persona que si se puede dar bien y sino se puede dar gestiono mi frustración. Que ese deseo soy yo y mi intensa forma de vivir, no tiene que ver exclusivamente con “Él”.
  4. Si tengo deseos de hacer  pareja con un posible P.A que no me corresponde: llorar como una marrana el deseo y pasar a otra cosa mariposa.
  5. Mis proyectos están primero. Mi vocación y mis proyectos siempre fueron mi única preocupación real, los chicos venían solos 😂
  6. ¡Los hombres de mis relaciones no están en mi vida para entenderme. Si lo hacen bien sino no pasa nada ¡Yo me entiendo a mi! Además me gusta entenderlos a ellos 🙂
  7. Ningún P.A debe salvarme. No tengo nada de que salvarme, solo de las cuentas a fin de mes 💥
    P.A: you are dead! And you know it!
  8. Trabajar mi dilema “mujer de familia” vs “Sofía”
  9. Trabajar cada uno de mis enamoramientos para conocer mis ilusiones, mis deseos, y lo que se puede dar de lo que no.
  10. Gozar y disfruta de mi día a día sin desear cumplir las expectativas de los posibles P.A que conozca que no me entiendan o no les apetezca.
  11. Repetirme Sencillo, Sofía Sencillo.
  12. ♥️
  13. etc

¿Para vosotras amigas que significaba un P.A?¿Cómo desmontarían una a una las expectativas?

¡Contadme!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies